CRÓNICA | Darussafaka Dogus 78-89 Real Madrid. See you very soon, Istanbul!

¡El Real Madrid estará en la Final Four! El conjunto madridista despachó a los pupilos de Blatt en el tercer partido de la serie y se enfrentará al Fenerbaçe de Obradovic en el primer partido de la final a cuatro.

sergio-llull-real-madrid-eb16.jpg

Se podrían decir muchas cosas del partido. Voy a mencionar unas cuantas, las que más me han llamado la atención. En primer lugar, me pongo en pie para aplaudir la EXTRAORDINARIA labor ofensiva de Trey Thompkins en el día de hoy. Parece ser que el aire de Estambul le ha sentado de fábula al americano, porque hoy se ha dedicado a anotar una y otra vez (sin fallo en tiros de dos), y se ha mostrado motivadísimo y concentrado al cien por cien, aprovechando al máximo sus minutos en pista. Bravo.

En segundo lugar, me llama poderosamente la atención la cantidad de veces que se han lanzado tres tiros libres (si no me falla la memoria, han sido por lo menos tres), lo que me va a llevar a hablar de la labor de los árbitros. Jaycee Carroll no sólo es un tirador excelso, sino que ahora ha desarrollado el superpoder de cometer faltas personales con la mente, como hemos podido comprobar con estupefacción los aficionados blancos, que veíamos como le pitaban falta al escolta de Wyoming estando a más de un metro del jugador al que se supone que ha “agredido”. No contentos con eso, los colegiados han pitado varias faltas más que dudosas (mención especial al tapón totalmente limpio de Ayón que castigaron con falta, porque al parecer darle al balón no está permitido). Claro que los turcos también se han llevado lo suyo: dos técnicas (Blatt y Harangody) condenaron a los locales.

anthony-randolph-real-madrid-eb16.jpg

Tercera cuestión: Luka Doncic. El pequeñín logró secarse las lágrimas del segundo partido y ha hecho una labor de doce en estos dos últimos encuentros, mostrando una madurez y una solidez que muy pocos jugadores de su edad saben demostrar. Y, por cierto, también ha dejado entrever el carácter que tiene, porque menuda bronca le clavó a Ayón tras un fallo absurdo del mexicano (aunque nos quitamos el sombrero también ante el titán. Randolph, Carroll y Rudy aportaron cada uno en lo suyo, destacando hoy más el primero (matazo a una mano dedicado a su propio banquillo incluido). Y, por fin, la puntilla la puso Sergio Llull, que cortó de raíz el intento de rebelión turco (9-0 de parcial de los de Blatt a tres minutos del final y los fans madridistas al borde del patatús) con un 2+1 que remató el partido.

En fin, la cuestión es que el Real Madrid ha logrado el objetivo principal, y el 19 de mayo asistirá a su cuarta Final Four en cinco años. El primer rival será Obradovic y sus chicos, pero dejemos eso para otro día. Disfrutemos del logro obtenido hoy y hagamos sitio para los que se han vuelto a subir al carro, pobrecitos, que no saben lo que hacen.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s