CRÓNICA | Morabanc Andorra 86-88 Real Madrid: No prórroga, no party.

El Real Madrid se lleva una victoria “in extremis” tras otra prórroga ante un Andorra peleón. Con Ayón, Randolph y Llull descansado en Madrid, comandados por Nocioni (19 puntos) y con buenas acciones de los demás, los de Laso ya sólo piensan en Estambul.

J34 MBA-RMB (1).jpg

Thanasis Antetokounmpo se marcó un coast to coast de libro bajo la atenta y entusiasmada mirada de su hermano, la estrella de los Milwakee Bucks, Giannis, pero un triple fue la forma que tuvo Luka Doncic de decir “no te vengas arriba, que aquí estoy yo”. Ése fue el pistoletazo de salida de un primer cuarto en el que los blancos parecían salir a terminar el encuentro por la vía rápida, con la inestimable ayuda de un Rudy Fernández que, por decirlo de alguna manera, renació. Y es que el balear, que últimamente no destacaba en el aspecto ofensivo, terminó el cuarto con 9 puntos, 3/4 en triples.

En el segundo cuarto se vio más de lo mismo. El Real Madrid no quitaba el pie del acelerador y los andorranos respondían como podían, viendo que ahora su rival había cambiado de líder ofensivo, pues Rudy le había pasado las riendas al argentino favorito de la afición blanca.

El tercer cuarto fue una montaña rusa. En el bando andorrano, corrían las buenas noticias, pues una de sus grandes estrellas, Giorgi Shermadini, aprovechó que Laso decidió sentar a Felipe (las rotaciones fueron las protagonistas en el equipo blanco) para resurgir de sus cenizas y empezar a sembrar la duda entre sus rivales. En el bando blanco, la aparición de Dino Randoncic entusiasmaba a los aficionados, pues todos estamos deseando ver a la perla madridista gozando de minutos en el primer equipo, y lo cierto es que no defraudó. Muy activo estuvo el joven montenegrino, que logró sus primeros puntos a los pocos segundos de saltar a la cancha. Y fue entonces cuando le cayó una técnica al banquillo del Real Madrid. Los jugadores que descansaban se pusieron de pie para protestar lo que parecía ser una canasta válida de Draper que los árbitros no vieron (o no quisieron ver), y, como ya es habitual, cayó la técnica. Un triple de Taylor mandaba el partido al último cuarto con clara ventaja blanca (54-68, minuto 30).

J34 MBA-RMB (6).jpg

Pero fue en el último cuarto cuando se derrumbó todo. Los blancos se olvidaron de anotar, Andorra capturaba todos los rebotes sueltos y, en un abrir y cerrar de ojos, una canasta de Antetokounmpo empataba el partido, que se terminaría yendo a la prórroga pese al intento de revolución de Luka Doncic, que se echó el equipo a la espalda.

Tres partidos ha jugado el Real Madrid contra Andorra esta temporada,  con sus tres prórrogas. Y, por suerte, todas con el mismo resultado. Nocioni lideraba, mostrando su inagotable carácter, Dino taponaba, Draper anotaba y, finalmente, un rebote vital de Maciulis le dio la victoria por la mínima al Real Madrid.

Pues hasta aquí ha llegado la fase regular de la Liga Endesa 2016/2017, amigos. Volveremos a vernos las caras con Morabanc Andorra muy pronto, en la primera eliminatoria de playoffs, pero, antes de eso, los blancos tiene un reto aún mayor.

Señoras y señores, ya viene la Final Four. Fenerbahçe nos está esperando.

Fuente imágenes: ACB Photo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s