CRÓNICA | Real Madrid 87-81 Valencia Basket: Mallorca, Mahón y Suecia

El Real Madrid pone el 1-0 tras vencer a Valencia Basket en el primer partido de la final a cinco. Los de Laso, con la mejor versión de Rudy y Taylor y un Llull a lo suyo, lograron parar el intento de revolución taronja.

RMB-VBC 1Q (6).JPG

La igualdad marcaba los primeros compases del encuentro, pues tanto el primer como el segundo cuarto terminaron con el marcador empatado (21-21, minuto 10; 43-43, minuto 20). Y es que, por muchos arreones que pegara el Real Madrid, Valencia lograba volver al partido, aprovechándose de la relajación de los blancos en defensa para castigarles, especialmente desde el 6’75. En uno de sus tiempos muertos, Laso recriminaba a los suyos que iban andando por la pista, y mucha razón no le faltaba al técnico vitoriano.

Decía el propio Laso en la entrevista post partido que estaba contento porque “todos habían aportado positivamente”, y es cierto, pero, como no podía ser de otra manera, pasamos a centrarnos en los jugadores que han sido un poco más protagonistas que los demás. De Sergio Llull poco más voy a decir, el muchacho sigue a lo suyo y dudo que haya equipo en Europa capaz de pararle. Qué le vamos a hacer, el chico tiene hambre.

Una de las sorpresas del encuentro ha sido, sin duda, Jeffery Taylor. El jugador sueco ha hecho un auténtico partidazo, ha estado centrado, no se ha precipitado en ningún momento (desaparecidos están sus acostumbrados pasos de salida, y, por Dios, que no vuelvan), anotó prácticamente todo lo que intentó y, probablemente, el colosal tapón que ha colocado en los últimos segundos del encuentro le ha asegurado la victoria a su equipo. Un diez.


Y, como no podía ser de otra manera, el Palacio se ha vuelto a poner en pie tras muchos meses para ovacionar a Rudy Fernández. No es ningún secreto que, ofensivamente hablando, no ha sido su mejor temporada. El balear se ha mostrado errático, fallón y falto de confianza en su tiro todo el año. Hoy, ha renacido. Para un jugador como Rudy, meter el primer tiro que intentas es vital para la autoconfianza (no como Jaycee, que puede fallar 15 tiros seguidos y sigue tirando porque sabe que le van a entrar tarde o temprano), y si encima es un triple y ves que el siguiente también te entra, y el otro, y el otro…pues no tienes más remedio que venirte arriba. Su acierto, sumado a su siempre excelsa labor en defensa le han devuelto a la vida. Welcome back, Mr. Fernández.

En cuanto a Valencia, se mostró como un equipo sólido, pese a que el tobillo renqueante de Vives les pone en serios aprietos, con un San Emeterio espectacular, un Sikma que fue protagonista absoluto en el primer cuarto (luego ya se fue apagando) y un Dubljevic muy serio en la pintura…y fuera de ella, porque vaya triples nos ha endiñado. Este equipo nos va a dar guerra hasta el final, y lo cierto es que hemos visto un partido de baloncesto muy bonito, y muy limpio, sin apenas faltas personales. De hecho, y corregidme si me equivoco, sólo un equipo entró en bonus en todo el partido, y fue Valencia…y en el último cuarto.

Poco más me queda por decir. En menos de 48h volvemos al lío y tendremos que volver a pelear duro si queremos marcharnos a Valencia con el 2-0. Ahora descansemos y disfrutemos del fin de semana. Gracias por estar ahí.

PD: Oye, que digo yo que el “rookie” blanco que lleva el 9 a la espalda tiene pinta de que va a ser buen jugador, ¿no? 😉

Fuente imágenes: ACB Photo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s