Crónica | Herbalife Gran Canaria 73-64 Real Madrid: primer test…fallado.

El Real Madrid cae eliminado en la SuperCopa Endesa tras un mal partido frente al anfitrión, Herbalife Gran Canaria, que se medirá en la final a Valencia Basket. Gustavo Ayón y Trey Thompkins, los más acertados.

8A3D18DE-0EAA-4785-9D16-910110750C2B.jpeg

Todos sabemos que la Supercopa, el primer título del curso (aunque algunos lo consideran un trofeo de pretemporada), llega demasiado pronto. Y más para un equipo como el Real Madrid, que ha tenido a muchos de sus efectivos ocupados con sus respectivas selecciones nacionales hasta hace pocos días y prácticamente no han podido ni realizar un entrenamiento en condiciones con la plantilla al completo antes del viaje a la isla.

Ojo, no estoy justificando la derrota. Se haya entrenado bien o no, a baloncesto aún saben jugar, aunque anoche daba la sensación de que se les había olvidado un poco. Gran Canaria hizo su juego, marcando un ritmo de anotación alto en el primer cuarto anotando 6 triples sin apenas oposición por parte de los blancos, que sólo intentaron uno…y lo fallaron.

En el segundo cuarto, los de Luis Casimiro levantaron levemente el pie del acelerador, pero los de Laso no supieron aprovecharlo y sus continuas pérdidas absurdas de balón (12) su pasividad en el rebote y su pésimo porcentaje en triples (1/6 en la primera mitad), junto con una buena defensa de los canarios (y una defensa inexistente de los madridistas) hicieron que los jugadores blancos se marcharan al vestuario al descanso con un 37-28 en el eléctronico y un Felipe Reyes dolorido tras darse un batacazo que, por suerte, no fue grave, pero que sí lo dejó lo suficientemente tocado como para no volver a pisar el parquet.

46698B29-7237-4114-8A3B-367AD3954F92.jpeg

Y llegó el tercer cuarto, en el que muchos pensaban que íbamos a ver otra cara del Real Madrid. La falta de concentración, presente en todo el encuentro, provocó que los blancos no anotaran hasta bien entrado el minuto 3 del período, gracias a un Ayón acertado en el tiro y que fue de los pocos que se salvó. Carroll empezó a sumar cerca del aro (porque de lejos los balones no entraban ni a punta de pistola), pero aún así el cuarto terminó y la lucha de los últimos diez minutos dejaba el marcador en un triste 51-39.

El último cuarto fue el mejor de los blancos. Los tiros empezaron a entrar con más facilidad, y dos triples consecutivos de Trey Thompkins lograron poner a los suyos a 5 puntos, cosa que descentró brevemente a los anfitriones, que empezaron a encadenar malas decisiones al sentir el aliento de los rivales en la nuca por primera vez en todo el partido. Sin embargo, los de Laso no supieron culminar la remontada y los canarios, vigentes campeones de la Supercopa, se acabaron llevando la victoria (73-64).

Sí, los nuestros nos provocaron malas sensaciones ayer, pero que no cunda el pánico todavía. Es pronto, la temporada es muy muy muy larga, hay mucho margen de mejora y si hay un equipo capaz de superarse a sí mismo, es el Real Madrid. Por lo tanto, recomiendo paciencia, confianza en ellos y, a los haters que se esperen a final de curso.

Esto no es como empieza, sino como acaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s