Real Madrid 75-73 Baskonia: Ponga usted un Rudy en su vida

El Real Madrid Baloncesto se lleva una victoria frente a Baskonia que le asienta todavía más en los primeros puestos de la clasificación. Un tiro en los últimos segundos de un Rudy en racha decantaron las cosas del lado blanco,  pese a los puntos de Beaubois.

El partido empezaba con un Tavares marcando territorio bajo los aros con un tapón de los suyos, dejando bien claro que ahí manda él, y que aquel pobre iluso que ose profanar sus dominios se llevará un souvenir. El Real Madrid empezó a sumar puntos de la mano de un gran Fabien Causeur y un Trey Thompkins que sigue dando calidad al equipo, pero en ésas apareció Shengelia y, con 5 puntos consecutivos, alentó a sus compañeros a seguirle, y Granger y Beaubois obedecieron. Los de Laso se secaron ofensivamente, anclados en 6 puntos,  hasta que salió Luka y saludó a su estilo,  con un triple. Beaubois haría lo propio, pero el que se llevó todos los aplausos fue Rudy,  que llegó y lanzó un triple en el último segundo del cuarto. ¿Premonitorio? (18-17, minuto 10).

El segundo cuarto fue un intercambio de canastas en el que pudimos ver de todo: desde un coast to coast de Jaycee, pasando por dos triples seguidos de Vildoza, Felipe suelto por la zona haciendo lo que le salía de la patatona…hasta que Luka se cabreó porque los árbitros no le estaban pitando nada pese a estar recibiendo más palos que la sota de bastos y Laso tuvo que pedir tiempo muerto para soltarle un par de lindezas al joven esloveno, exigiéndole probablemente que se concentrara en el partido y se dejara de protestas.  Un triple de Campazzo, cinco puntos consecutivos de Rudy y dos de Tavares mandaban el partido al descanso con un empate en el marcador y con Rudy y Beaubois como máximos anotadores de sus equipos (34-34, minuto 20).

Durante el tercer cuarto, y pese a que Tavares seguía dominando bajo los aros,  con mate +1 incluido, y a que Thompkins y Causeur llevaban el mando en el apartado ofensivo, lo cierto es que Baskonia seguía por delante gracias a Beaubois y,  más especialmente en este período, a Timma y a Janning. La lucha por el último cuarto prometía ser encarnizada (59-61, minuto 30).

Y lo fue.  Criterios arbitrales aparte (me daría el tema para escribir una novela),  Baskonia amenazaba con romper el partido, pero ahí apareció Carroll para dar vida a su equipo con uno de sus triples. Con Felipe, Trey y Luka ayudando en la remontada, las defensas cobraban cada vez más protagonismo a medida que se iba acercando el final. Luka fallaría un triple precipitado que nos haría temernos lo peor a falta de 20 segundos, pero San Trey Thompkins recuperaría el balón tras un rebote,  se lo devolvería a Luka, que se lo entregó a Rudy…que anotó (y se ganó la renovación). Y nos dió la victoria en el último segundo (75-73).

Hoy no era un partido fácil. Claro que, en esta Euroliga, ninguno lo es. Ahora toca descansar y pensar ya en Unicaja.

Imagen portada: Emilio Cobos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s