Real Madrid 79-80 Olympiacos: El resbalón

El Real Madrid cae ante Olympiacos del Pireo por la mínima en el Palacio. Los de Laso, que disputaron una muy buena segunda mitad, tropezaron en los minutos finales y, a pesar del gran partido de la dupla Doncic-Thompkins, los griegos se aprovecharon y se llevaron la victoria. Printezis, el mejor de los visitantes.

facundo-campazzo-real-madrid-eb17.jpgQue Trey Thompkins está disputando su mejor temporada desde que viste la camiseta blanca es un hecho. Que Luka es ya una realidad y que nos va a durar menos en España que un caramelo en la puerta de un colegio, también. Estos dos buenos amigos fueron los encargados de inaugurar el marcador y el partido, además de ser los estandartes de su equipo, con casi 50 puntos anotados entre ambos de los 79 con los que terminó el Real Madrid.

Cuando te enfrentas a Olympiacos, no puedes bajar la guardia ni una milésima de segundo. Los griegos son como los pantalones de campana: por muy al fondo del armario que los quieras guardar para no volver a verlos jamás, siempre vuelven. Siempre. En un día en que Spanoulis no anotó ni un solo punto (los expertos ya están estudiando este hecho insólito), Printezis se encargó de asumir el liderazgo, especialmente en ataque, con Strelieks y Wiltjer como escuderos principales. Milutinov campaba por la zona, vigilado de cerca por Tavares, que ya se encargó de que el bueno de Nikola se llevara un tapón o dos como souvenir.

El Real Madrid estuvo más centrado en la segunda mitad que en la primera, todo sea dicho. El paso por los vestuarios vino bien y las distancias, que no eran demasiado grandes, se fueron acortando hasta que Luka empató el encuentro a 62 a 5 segundos del final del tercer cuarto…tiempo más que suficiente para que Wiltjer emulara a cierto menorquín con un triple sobre la bocina, dejando todo por decidir en los últimos diez minutos (62-65, minuto 30).

luka-doncic-real-madrid-eb17.jpg

6 puntos de Causeur, un tapón de Felipe y un triple de Thompkins dieron el pistoletazo de salida al último cuarto, donde Olympiacos tardó casi tres minutos en anotar sus primeros puntos (Milutinov). Luka empezó a viajar con más frecuencia a la línea de tiros libres (fallando más de lo normal, otro hecho insólito que los expertos van a estudiar también), y fue entonces cuando se produjo un momento quizá clave: A Spanoulis le cayó una falta antideportiva sobre Felipe Reyes, y el capitán blanco, al fallar uno de los tiros libres, presa de la frustración y con las emociones a flor de piel, le dio una patada al balón…lo que llevó a los árbitros a pitarle técnica. Strelnieks hizó los honores (sólo anotó un tiro libre), y Printezis remató la jugada con un triple. A partir de ahí, la línea del 4’60 estuvo más visitada que la Torre de Londres.

Quedaban 15 segundos. El Real Madrid tenía el balón y Olympiacos ganaba por 1. Luka llevaba el mando de la jugada, resbaló (provocando varios infartos al verle tirado en el suelo con las manos aferradas a la rodilla), le pasó el balón a un compañero, quien a su vez lo dejó caer en los brazos de un Campazzo que no vio que el tiempo se agotaba, que tenía que tirar sí o sí y que recibió la falta personal de su defensor demasiado tarde. Estaba fuera de tiempo y el Madrid cayó.

Por favor, que no se alarme nadie. Es cierto que con esta derrota dejamos de estar entre los 4 primeros, pero aún quedan varias jornadas y el Real Madrid aún no ha dicho la última palabra. Que nadie nos dé por muertos.

Imágenes: EuroLeague

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s