Real Madrid 96-81 San Pablo Burgos: Esta vez, ganó Goliat

El Real Madrid se mantiene fuerte en Liga Endesa tras vencer a un San Pablo Burgos peleón que no dejó de luchar hasta el último segundo. Tavares fue el mejor de su equipo (13 puntos, 13 rebotes, 3 tapones), acompañado de un Jaycee Carroll letal en el último cuarto (18 puntos, máximo anotador del partido).

1718_RMB-BUR (40).jpg

Todos conocemos la historia de David y Goliat, ¿no? David, un humano, logró derrotar al gigante Goliat con una simple honda, demostrando que, a veces, el pez pequeño se puede comer al grande. Y ésa debía ser la motivación de San Pablo Burgos, que se presentó en el Palacio acompañado de 1500 aficionados, decididos a derrotar al gigante.

Pero claro, cuando dicho gigante empieza el partido asestando un 7-0 de inicio, con un auténtico gigante caboverdiano bajo los aros, y un joven Yusta dominando a placer, cuesta hacerle caer, por más hondas que tengas. El canterano del Real Madrid dio todo un recital, anotando 11 puntos en el primer cuarto, mientras Tavares hacía mates y taponaba a diestro y siniestro. Acompañados de Randolph y Causeur y con el Facu por ahí suelto, haciendo diabluras, los visitantes tan sólo podían intentar que los madridistas no les aplastaran (28-13, minuto 10).

El segundo cuarto empezó con un susto para la afición local, pues Luka Doncic se llevó tal golpe en el ojo que tuvo que marcharse al banquillo en los primeros segundos para que le aplicaran colirio, dejando que Campazzo ocupara su lugar. Y llegó el primer triple de Jaycee Carroll gracias a una asistencia de Rudy. Y, con ella, el balear llegó a las 1000 en ACB. En el lado contrario de la cancha, Sebas Sáiz empezó a llamar la atención, anotando, taponando y, sobre todo, ayudando a que su equipo siguiera con esperanzas. Y fue entonces cuando llegó una mala noticia para los burgaleses: Edu Martínez pisaba a Tavares y se lesionaba el tobillo. Campazzo, al verle en el suelo, intentó que sus compañeros detuvieran el juego, pero no le oyeron, y la situación terminó con canasta de Taylor. Con una última canasta sobre la bocina del caboverdiano, nos marchábamos al descanso con el partido casi sentenciado (53-31, minuto 20).

1718_RMB-BUR (29).jpg

Y si nos creíamos que Burgos iba a darse por vencido en lo que restaba de partido, estábamos muy equivocados. Los chicos de Epifanio, comandados por un gran Goran Huskic, se mantuvieron firmes y plantaron cara a su rival, llegando a ponerse a 9 puntos de distancia en los últimos 5 minutos de partido y provocando que Laso tuviera que parar el partido y asestar una buena bronca a sus jugadores. Y ahí resurgió Jaycee Carroll, que fue el verdugo final. El escolta de Wyoming empezó a anotar a placer, y, pese a que se quedó a un triple de lograr el récord, ayudó a que el Real Madrid se llevara la victoria (96-81, minuto 40).

Y así, esta vez, fue Goliat el que venció.

PD: Considero que debería hacernos reflexionar el hecho de que 1500 aficionados visitantes hagan más ruido en nuestro estadio que nuestra propia afición. Y es que, a excepción de Bersekers y Ojos del Tigre, más algún aficionado suelto, el Palacio parece un mausoleo. Tendríamos que cambiar eso, ¿no os parece?

Fuente imágenes: ACB Photo / V. Carretero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s