Olimpia Milano 77-88 Real Madrid: Facundo ve doble

El Real Madrid pone punto y final a su visita a Milán tras vencer al equipo local por 77 a 88. Los de Laso, liderados por el doble-doble de Campazzo (11 puntos, 6 rebotes, 11 asistencias, 27 de valoración), se mantienen en la lucha por ser cabeza de serie en playoffs.

Hoy sólo había un objetivo: ganar. No se contemplaba nada que no fuera llevarse la victoria a casa. Porque quedan 5 partidos más y debemos ganarlos TODOS si queremos terminar la fase regular de la Euroleague en cuarta posición, cosa que nos garantizaría la ventaja de campo en los playoff, que, a no ser que se produzca una debacle, nos enfrentará a Zalgiris Kaunas.

Y así ha saltado a pista el Real Madrid, como un león que se ha pasado demasiado tiempo encerrado y se ve libre, dispuesto a comerse el mundo a mordiscos. Tavares dominaba la zona, espantando a los que osaban ocupar su territorio a base de tapones y dejando algún que otro mate en la canasta contraria, a modo de souvenir. De los demás ataques ya se ocupaban sus compañeros, especialmente Jaycee Carroll, que seguían obedientes la batuta del director de orquesta Facundo Campazzo, quien, por cierto, decidió dar la campanada con un triple sobre la bocina del primer cuarto (17-25, minuto 10).

En los minutos previos y posteriores al descanso, las cosas se mantuvieron más o menos igual. Salió Rudy, soltó dos bombas desde el 6’75, Randle, Randolph y Trey hicieron lo propio, Causeur reventó la zona rival a base de tirar abajo las puertas de atrás a patadas y Ayón se dejó alimentar a base de asistencias de sus compañeros, mientras los locales intentaban aguantar el chaparrón con momentos de lucidez momentánea de hombres como Cinciarini o Goudelock, aunque de poco servía, porque, al final del tercer cuarto, estaba el pescado más que vendido, pues, aunque la diferencia no era exagerada, se veía venir cómo iba a terminar la historia (54-68, minuto 30).

Sin embargo, los locales dieron muestras de valentía y determinación en los minutos finales, pues tres triples consecutivos (Jerrells y Bertans) obligaban a Pablo Laso, mutado en Obradovic por unos segundos, a pedir tiempo muerto y a decirles cuatro lindezas a sus jugadores, pues apenas quedaban 2:44 para el final y los rivales se habían colocado a nueve puntos, tras haber ido perdiendo de 20 hacía nada. La máxima surtió efecto y el Real Madrid cerró definitivamente la victoria con una canasta de Thompkins y un triple de Taylor tras una jugada colectiva preciosa. El punto y final lo pondría un triple de Emporio Armani que, por desgracia para ellos, no sirvió de nada (77-88, minuto 40).

Pues nada más, a descansar todo el mundo y a ponernos a pensar ya en el sábado, donde viajaremos a Zaragoza para un nuevo duelo de Liga Endesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s