Real Madrid 106-86 Brose Bamberg: Mamá, Randolph es un abusón

El Real Madrid pone punto y final a la fase regular de la Euroleague 2017/2018 venciendo con contundencia a un Brose Bamberg muy combativo, pero que se desinfló al final. Con un Anthony Randolph en modo abusón (23 puntos, 4 asistencias, 5 robos y 38 de valoración), los de Laso piensan ya en playoff.

Daba la sensación de que el quinteto titular del Real Madrid lo formaba un sólo jugador, y ése era Anthony Randolph. No contento con empezar el encuentro con un triple, robó dos balones consecutivos y terminó ambas jugadas con sendos mates, a cual más espectacular. El bueno de Anthony tenía el día “tonto”, y sus compañeros lo sabían, pues le dejaron hacer sin protestar. Sin embargo, lo que a servidora más le ha llamado la atención es el hecho de ver reír a Randolph, y no una, sino varias veces durante el encuentro, algo poco normal en él. Los rivales deberían empezar a tener esa sonrisa.

Avisé en la previa de que Bamberg no venía a Madrid de turisteo, y no me equivoqué. Los de Luca Banchi pusieron en graves apuros a los madridistas, pues pese al gran inicio de partido de Randolph, que propició la ventaja local, los alemanes se encomendaron a Dejan Musli por dentro y a Dorell Wright por fuera para ir recortando distancias…hasta que lograron ponerse por delante. Con Daniel Hackett como principal estandarte ofensivo en la segunda mitad (17 puntos), y las buenas aportaciones de Augustine Rubit y Nikos Zisis, los visitantes estuvieron a punto de dar la campanada, pero sé acabaron desinflando y el Real Madrid, al oler la sangre, no tuvo piedad.

Y es que en la segunda parte Randolph seguiría haciendo de las suyas, muerto de risa, terminando con un inmaculado 4/4 en triples y un Luka Doncic exasperado, pues el abusón no soltaba el balón ni para dejar que el base dirigiera el ataque, pese a que el joven esloveno le hacía señas para que le dejara hacer su trabajo. Sin embargo, no sólo se lució Randolph. Gustavo Ayón tuvo sus minutos de gloria, marcando los pasos de su baile particular bajo los aros para dominar la pintura. Felipe Reyes terminó colgándose del aro, ante las carcajadas de Rudy Fernández, que además de ser el autor del pase, tuvo tiempo de anotar algún que otro triple. Por no hablar de Jaycee Carroll, que se encargó de dinamitar definitivamente el partido en el último cuarto.

La fase regular de la Euroleague se ha terminado. Es historia. El Real Madrid afronta los playoff sin ventaja de campo y con Panathinaikos como rival. Toca volar a Atenas e intentar asaltar el OAKA. Sí, no es lo que nos hubiera gustado, pero no olvidéis que los blancos cuentan con un as bajo la manga. Un as que ya cuenta los días para volver a aterrorizar Europa. Un as con el 23 a la espalda.

El regreso de Llull es inminente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s