Movistar Estudiantes 75-92 Real Madrid: la capital sigue siendo blanca

El Real Madrid se lleva la victoria con contundencia sobre Movistar Estudiantes. Los de Laso, que no vieron peligrar el partido en ningún momento, disputaron un juego muy coral en el que los menos habituales también tuvieron minutos de calidad.

A priori, el derby no tenía más atractivo para los madridistas que lograr vencer al rival con el que comparte el Palacio, y al que le une una histórica rivalidad. Estudiantes, por su parte, tenía más motivos para querer llevarse la victoria, pues está rozando los puestos de playoff. Sin embargo, el partido fue claramente blanco de principio a fin.

El primer cuarto fue inaugurado por la colosa mano de un Tavares descomunal, que estableció su ley bajo los aros desde el primer segundo, pues la primera acción del partido fue un tapón suyo. Estudiantes empezó mandando en el marcador gracias a un triple de Suton y Brown, pero en cuanto el Madrid empezó a carburar de la mano de Luka Doncic y Tavares dominando en la zona, se acabó el intento de rebelión estudiantil. La anécdota de los primeros minutos la protagonizó Sergio Llull, que regresaba a la Liga Endesa tras más de 10 meses de ausencia (su último partido fue el 16 de junio). Una bombita de Carroll Dana por finiquitado el primer cuarto (16-21, minuto 10).

En el segundo cuarto, los focos se posaron sobre Trey Thompkins, que estaba dando un auténtico recital, especialmente en ataque, aunque también dejó su sello personal en defensa con algún que otro tapón. Llull dejaría su marca también, refrescando la memoria de un tal Salva Maldonado, que en los días previos al derby comentaba que no recordaba quién era ese tal Sergio.

Salva, majete, espero que te haya quedado claro. Y, si no, seguro que sus mandarinas se te quedarán en la memoria durante mucho, mucho tiempo.

Tras el descanso, la ventaja madridista no hacía más que aumentar. Tavares seguía enorme, con tapones, rebotes y mates por doquier. Causeur, que hoy celebraba su partido 150 en ACB, anotaba también a placer. Llull seguía llenando la frutería de mandarinas. Cómo dato curioso, Jaycee Carroll terminaría el partido con un 0/7 en triples, algo anormal en él, aunque a servidora no le preocupa en lo más mínimo. De hecho, los que deberían preocuparse son los de Baskonia, nuestro rival del jueves, pues Jaycee no tiene dos días malos.

El partido culminaría con la salida de Pantzar a pista durante los minutos finales, aunque no pudo anotar. Poco después, el Real Madrid sumaría una nueva victoria de la forma más plácida posible. Una semana más, seguimos líderes en solitario.

Una temporada más, la capital se mantiene blanca.

Fuente imágenes: ACB Photo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s