Real Madrid 85-80 Fenerbahçe Dogus, ¡la Décima ya está aquí!

El Real Madrid de Pablo Laso levantó al cielo de Belgrado su Décima Copa de Europa tras imponerse en un final más apretado de lo deseado al Fenerbahçe Dogus de Zeljko Obradovic. Luka Doncic fue nombrado MVP, mientras que Nicolo Melli fue el mejor de los turcos con 28 puntos y 6 rebotes.

El partido comenzaba con el clásico respeto entre dos equipos que se jugaban el cetro europeo, cometiendo Fenerbahçe 3 personales (2 de ellas por parte de Vesely) en los primeros ataques de los blancos pero cobrando distancia en el marcador (2-5), con Doncic liderando al Real Madrid en ataque. Con los jugadores del equipo turco creciéndose bajo el aro rival (especialmente Duverioglu), los pupilos de Obradovic irían manteniendo su renta con el paso de los minutos, si bien un triple de Causeur ayudaba a recortar la desventaja. La segunda personal de Gustavo Ayón le mandaba al banco en beneficio de Tavares, quién formaría pareja interior con Randolph mientras Muhammed anotaba los lanzamientos desde la línea de personal (11-15 min. 7). Con Rudy enchufado, sumando de 3 y apretando en defensa, los blancos igualarían en primera instancia para adelantarse posteriormente por medio de un triple de Llull, y con un acierto de Randolph desde la esquina llegábamos al final del primer cuarto, con el Real Madrid liderando por 21-17.

El equipo español no dejaría de apretar en ambos lados de la pista en el comienzo del segundo cuarto, liderados por un Rudy Fernández pletórico en defensa (25-17 min. 11:30), con un tiempo muerto de Obradovic que cambiaría el rumbo del encuentro. Los puntos de Melli dejarían en nada la ventaja de los blancos, obligando a Laso a pedir tiempo muerto, una pausa que tendría respuesta en los puntos de Carroll y Thompkins (33-30 min. 17). Ningún equipo terminaba por dominar en el encuentro, con Melli marchándose al banquillo para alivio de la defensa blanca, dando Laso entrada a Campazzo en busca de una mayor intensidad defensiva, si bien Doncic volvería pronto al encuentro mientras Fenerbahçe recuperaba el mando del partido tras los tiros libres convertidos por Wanamaker (35-37 min. 19). Sin mayor novedad llegábamos al descanso, con los turcos dominando por un ajustado 38-40 con Melli y Duverioglu aportando 19 de los 40 puntos, mientras que la anotación estaba más repartida por parte de los blancos.

Con 5 puntos consecutivos de Causeur daba comienzo el tercer asalto entre Real Madrid y Fenerbahçe, logrando los blancos un parcial de 7-0 que les daba una amplia ventaja (45-40 min. 22) ante la incapacidad de los turcos para ver aro. Esta situación llegaría a su fin con los puntos de Melli, que volvería a echarse a su equipo a la espalda si bien encontraría respuesta en un excelso Causeur, encontrando el italiano un aliado en Wanamaker (50-48 min. 24). Luka Doncic reaparecería para evitar un mate de concurso de Melli y sumando un triple rápido en la acción posterior volvía a abrir brecha en el marcador (55-50 min. 25), con un tiempo muerto de Obradovic para evitar errores. La vuelta a pista de Causeur supuso una marcha más para los blancos, mientras que la presencia de Tavares en defensa volvería a cerrar el camino hacia la canasta del Real Madrid, hasta que un mate de Kalinic a 1:25 para el final levantaría a los aficionados de su asiento para insuflar una dosis de ánimo al Fenerbahçe. Con el francés Fabien Causeur haciendo de las suyas nos metíamos en el minuto 30, con el marcador fijado en 63-55.

Los últimos 10 minutos fueron una auténtica guerra. Melli se haría dueño y señor del ataque de Fenerbahçe, sumando los 6 primeros puntos de los turcos en este último cuarto (66-61 min. 33), pero el Real Madrid no se vino abajo y seguía produciendo, con un regalo de Vesely en forma de antideportiva sobre Doncic que daba a los madridistas una renta de 10 puntos a 6 minutos del final. El Real Madrid seguía echando el cerrojo a su aro, además de luchar cada rebote ofensivo en ataque como si la vida les fuera en ello, sumando desde la línea de personal de manera continuada. Con un final apretado a más no poder con un triple inverosímil de Ali Muhammed, los pupilos de Laso mantuvieron la calma y, de la mano de Causeur y Thompkins, se llevaron el partido y el título a casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s