Herbalife Gran Canaria 92-99 Real Madrid, un 3-0 arrollador da acceso a la final.

El Real Madrid estará una temporada más (y van 7 de 7 en la era Laso) en la final de la Liga Endesa tras haberse impuesto en el tercer y definitivo partido a un Herbalife Gran Canaria que no bajó los brazos en ningún momento. Rudy Fernández, con 21 puntos, fue el mejor de los blancos, mientras que Báez (17 puntos) y Aguilar (15 puntos) fueron los mejores por parte de los locales.

El encuentro comenzaba con Rabaseda protagonizando las mejores acciones del ataque de los canarios, sumando 5 puntos consecutivos para lograr la primera ventaja (7-4 min. 3), con Jaycee Carroll cometiendo su tercera personal tras caerle una técnica por protestar una falta no señalada al rival y marchándose al banquillo. Los minutos venideros estarían marcadas por las acciones individuales de los jugadores de uno y otro equipo, con un intercambio de canastas que permitía al Herbalife Gran Canaria mantenerse por delante (18-17 min. 7). Dos triples de Sergio Llull devolverían el mando del encuentro al Real Madrid, una situación que duraría relativamente poco tras asumir Mekel el timón del equipo canario, repartiendo sendas asistencias a Balvin y a Aguilar, logrando un rápido parcial de 5-0. Un mate de Randolph ponía el broche a los primeros 10 minutos, con los locales mandando por un ligero 27-25.

Dos mates consecutivos de Balvin, uno tras la enésima pérdida madridista, hacían las delicias de los aficionados en el comienzo del segundo cuarto, pero ahí estaban dos veteranos como Rudy Fernández y el histórico Felipe Reyes (ya es el jugador con más partidos disputados en la era ACB) para darle la vuelta al marcador, con un 2+1 de Llull que certificaba la ligera ventaja (35-37 min. 13). Con el partido convertido en un correcalles, la igualdad se instauraba en el Gran Canaria Arena, con ambos equipos sumando de manera continuada (43-45 min. 17), destacando Báez y Oliver por parte del equipo de Luis Casimiro y Llull y Rudy por parte de los blancos, protagonizando una de las jugadas del partido tras un sensacional pase del mahonés. Con dos tiros libres del jugador mallorquín llegábamos al descanso, con una igualdad máxima en el marcador (50-50), con el Real Madrid dominando en el rebote ofensivo con 6 capturas.

Los pupilos de Pablo Laso arrancaban el tercer cuarto metiendo una marcha más en ataque, con Carroll comenzando a sumar de manera fluida tras llegar descansado a esta parte del encuentro, mientras el Herbalife Gran Canaria cometía dos pérdidas en apenas 3 minutos (54-61 min. 23). El paso de los minutos confirmaría el mejor hacer de los blancos, aunque los locales se mantenían en el encuentro a base de triples, primero por medio de Rabaseda y posteriormente con Eriksson (60-69 min. 25). El equipo de la capital no sufriría en exceso para mantener su ventaja, con Tavares siendo el mejor escudero de Carroll, si bien el caboverdiano cometería su tercera personal y Laso lo sentaba de cara al último periodo. Con 29 puntos anotados en este cuarto, el Real Madrid cerraba el tercer asalto con una renta de 8 puntos (71-79) sobre su rival, pero la victoria no estaba cerrada.

Los últimos 10 minutos estuvieron lejos de ser calificados como un paseo. Conscientes de lo que se jugaban, los locales apretaron en los primeros ataques, logrando reducir la desventaja de manera notable (77-82 min. 33), alentados por el apoyo de su ruidoso público, llegando un triple de Rudy que daba oxígeno a los blancos, quienes se veían asediados por un Balvin con ganas de romper el aro. El mallorquín sería el claro referente en los ataques posteriores, alcanzando los 21 puntos pero también apretando en defensa, marchándose agotado al banquillo a poco más de 3 minutos para el final. Dos triples del Herbalife Gran Canaria tras un tiempo muerto ponían el encuentro en un puño, con el marcador fijado en 89-92, provocando el tiempo muerto de Laso para ajustar los esquemas ofensivos, dando resultado con una nueva canasta de Llull para elevar el marcador a 89-94 a falta de un minuto para el final. Los locales llegarían a colocarse a únicamente dos puntos tras un triple de Báez, pero la respuesta de Taylor desde su esquina favorita terminaba por asestar una puñalada a los canarios y sentenciando el encuentro, con los tiros libres de Ayón poniendo el punto y final a la serie.

Fuente imágenes: ACB Photo / M. Enríquez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s