Real Madrid 88 – 73 Iberostar Tenerife: Abran paso al campeón

El Real Madrid Baloncesto da el pistoletazo de salida a la Liga Endesa 2018/2019 venciendo cómodamente a Iberostar Tenerife, en la que ya es la victoria número 300 de Pablo Laso. Randolph (13 puntos) y Ayón (17 rebotes), los más destacados.

El Palacio abría el telón de la mejor manera posible. El Real Madrid se presentaba ante su afición exhibiendo los últimos dos títulos conseguidos: la Liga ACB y la Supercopa. Los MVP de ambas competiciones, Rudy Fernández y Sergio Llull, sostenían sus respectivos distintivos, mientras Felipe Reyes y Jaycee Carroll portaban los trofeos de la Liga Endesa y la Supercopa. Los cuatro veteranos, la columna vertebral del Real Madrid.

Los primeros minutos del encuentro fueron un “toma y daca” entre Sebas Saiz y un renacido Anthony Randolph (de los 13 puntos que anotó, 11 fueron en este cuarto), que se repartieron los puntos de sus respectivos equipos. El americano daba la primera ventaja a los suyos, pero dos triples consecutivos de Iberostar Tenerife obligaban a Pablo Laso a pedir el primer tiempo muerto. Tras los ajustes en el juego, los blancos consiguieron mantener una ventaja cómoda (23-14, minuto 10).

El segundo cuarto empezó al ritmo marcado por Facundo Campazzo, mientras Gustavo Ayón se erigía como el rey del rebote, con Felipe Reyes como su escudero. Pese a un triple de Beirán y un alley oop entre Bassas y Niang, Txus Vidorreta no tuvo más remedio que pedir tiempo muerto ante el bombardeo blanco. Rudy y Ayón tomaron las riendas en ataque, pero un parcial 0-5 de los tinerfeños mandaba el encuentro al descanso con todo por decidir (40-35, minuto 20).

Tras el paso por los vestuarios, las mandarinas volvieron a estar en stock en el Palacio, pues Sergio Llull entró en calor y se acabó convirtiendo en el máximo triplista del Real Madrid en ACB tras superar a Alberto Herreros con 662 triples anotados. Mientras tanto, Txus Vidorreta fue castigado por una técnica que lo único que hizo fue ayudar a que los madridistas se despegaran en el marcador de forma ya prácticamente definitiva (65-55, minuto 30).

Y ya en el último cuarto, el vendaval blanco acabó de desatarse, con un Felipe Reyes como líder, aunque quien se llevó la jugada del partido fue Facundo Campazzo, que protagonizó un pase de ensueño a su compañero Gabriel Deck, a quien no le hizo falta ni mirar para saber por dónde le venía el balón (y es que se nota que han jugado juntos muchas veces con la Selección Argentina). Sin embargo, no todo fue bonito hoy en el Palacio. Facundo Campazzo resbaló y cayó al suelo, y el jugador que le perseguía, Gielo, tropezó con él, cayó con las piernas abiertas al suelo y, al aterrizar, su rodilla quedó en un mal ángulo y sus gritos de dolor resonaron por todo el Palacio. Los médicos de ambos equipos acudieron corriendo a atenderle, pero era evidente que poco podían hacer en pista. Gielo tuvo que ser retirado en camilla entre aplausos del respetable. Con el corazón encogido, se reanudó el partido, que terminaría cayendo del lado blanco: 88-73.

El campeón de Europa, de liga ACB y de Supercopa empieza pisando fuerte. Abran paso.

Fuente imágenes: ACB Photo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s