Valencia Basket 70-88 Real Madrid: Valencia, ciudad de cítricos

El Real Madrid se lleva la primera victoria a domicilio de la temporada tras un tercer cuarto descomunal que supuso el final de las aspiraciones de Valencia Basket. Randolph y Llull (21 de valoración ambos), los mejores del partido.

Que el primer cuarto estuvo marcado por la inexistente defensa, es un hecho. Por parte de ambos equipos. A Laso no le gustó nada que los suyos no defendieran, y bien clarito lo dejó en la que ya podemos catalogar como la primera lasina de la temporada, a los pocos minutos de empezar el encuentro. El ritmo ofensivo era altísimo, con varios jugadores en estado de gracia desde más allá del 6’75. Y entre ellos, no puedo dejar de destacar a los que acabarían siendo los mejor valorados del Real Madrid. Anthony Randolph, acertado y centrado, marcó los primeros compases, pero no pudo evitar que sus buenos minutos en pista quedaran eclipsados por una lluvia de mandarinas. Porque sí, es cierto, amigas y amigos: ha vuelto. Cuatro triples consecutivos, sin pestañear, sin inmutarse siquiera. Sergio Llull se siente inspirado en Valencia. Y luego apareció Prepelic con sus clementinas, y claro, el exceso de cítricos presentes en una tierra de sobras conocida por sus naranjas, nos llevó a terminar el cuarto con mucha puntuación (26-28, minuto 10).

En el segundo cuarto, Valencia apretó más, manteniéndose cerca de su rival e incluso llegando a ponerse por delante en varias ocasiones, con grandes minutos de Dubjlevic bajo la pintura. Randolph esta vez tuvo a Rudy como escudero, mientras que Kuzmic disputó sus primeros partidos en ACB desde hace casi un año (de hecho, su último partido antes de la lesión fue en la Fonteta). La falta de rodaje hizo que el serbio sufriera a la hora de defender a Dubjlevic, que aprovechó la debilidad de su rival para jugar a placer, mate a dos manos incluido, que Randolph se encargó de devolver en la siguiente jugada. Aún así, el Real Madrid consiguió mantenerse con una leve ventaja al descanso (41-45, minuto 20).

Y tras el descanso, se desató el vendaval. El Real Madrid logró que su rival no anotara más de 5 puntos en todo el tercer cuarto, mientras se dedicaba de bombardear el aro taronja una y otra vez, siguiendo el ritmo marcado por un Sergio Llull imparable. Randolph por un lado, Jaycee por otro, Causeur, Tavares (la lucha por los rebotes la ganó claramente el equipo blanco)…y sí, Llull también. Otra vez. Un triple sobre la bocina, desde Mahón, y a una pierna para acabar de rematar. Cualquier día de estos, le declaran persona non grata en la Fonteta.

Poco pudo hacer Valencia para remontar los 20 puntos de diferencia con los que empezaron el último cuarto, aunque llegarían a ponerse a 9 puntos a falta de dos minutos. Sin embargo, fue una ilusión momentánea. Gabriel Deck volvió a demostrar que ha sido un acierto ficharle, y con el Facu como cómplice, acabó de apagar la llama de la esperanza taronja. Por si no hubiera suficiente, va el bueno de Campazzo y, casi con desgana, termina el encuentro con un triple sobre la bocina. A más de uno (y de una, servidora incluida) le pilló por sorpresa.

Y así, con un contundente 70-88 en el marcador, el Real Madrid vuelve ya a casa, donde el domingo recibirá a Unicaja de Málaga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s