CRÓNICA Monbus Obradoiro 73 – 86 Real Madrid: La semana fantástica

El Real Madrid da por finiquitada una intensa semana con pleno de victorias, manteniéndose invicto esta temporada. Tras vencer a Obradoiro con Campazzo, Kuzmic y Felipe Reyes empatados en valoración (13), los de Laso regresan a Madrid con la satisfacción del trabajo bien hecho.

IMG_4730.jpg

Este Real Madrid es un monstruo. Una bestia incontenible, igual que un gremlin al que se moja por la noche. No hay poder humano capaz de pararle. Incluso en días como hoy, con varias bajas y la plantilla cansada tras una semana muy dura, jugando a medio gas, el control ha sido absoluto durante la mayor parte del partido.

El primer cuarto nos hacía pensar que el festival de triples que se produjo el año pasado en ese mismo estadio y con los mismos equipos frente a frente se iba a repetir. Pese a que Obradoiro tuvo que hacer 7 intentos para lograr el primer acierto desde el 6’75, el ritmo ofensivo empezó fuerte, dando un dinamismo al partido que lo hacía bonito de ver. El Real Madrid tomaría la primera ventaja en los primeros minutos de la mano de la dupla Tavares-Randolph con Campazzo a los mandos, ventaja que ya no soltaría (19-26, minuto 10).

Era éste un partido para dar minutos a los menos habituales, y Laso lo sabía. Tras poner a Santi Yusta en el quinteto titular (buen partido el suyo), el técnico vitoriano puso en pista al joven Pantzar, a quien poco después clavaría una buena bronca en un tiempo muerto, donde le recriminó algunos errores en defensa. Mientras tanto, los madridistas asestaron un parcial 2-12 con relativa facilidad en el inicio del segundo cuarto, provocando una ventaja de veinte puntos en un abrir y cerrar de ojos. Carroll llegó y anotó un triple, su triple número 700 en ACB, igualando a Chichi Creus. Kuzmic aprovechó sus minutos para ir cogiendo ritmo, mientras Deck aumentaba su confianza dejando un buen sabor de boca, dando por culminada la primera parte con un mate a dos manos tras pase de Prepelic (36-53, minuto 20).

IMG_4729.jpg

El tercer cuarto llegó y el Facu siguió haciendo de las suyas, bien fuera un pase sin mirar a Tavares, bien marcándose un bailecito entre sus rivales para sacar una falta personal y, como consecuencia, dos tiros libres…o con un tapón por la espalda que dio inicio a un contraataque que terminaría Felipe. En Obradoiro, sólo Obst (máximo anotador del encuentro con 17 puntos) y el ex madridista Kyle Singler oponían algo de resistencia, mientras que Moncho Fernández sería castigado con una técnica por protestar. Un tiro libre de Deck pondría el punto y final al cuarto (52-71, minuto 30).

Y llegó el último cuarto, y la afición gallega se encendió contra los árbitros, contagiando a los suyos, que con Obst como líder fueron sumando (10-0 de parcial), aprovechando el bajón blanco, hasta llegar a colocarse a once puntos, pero la cosa no pasó de ahí. El Real Madrid dio por finiquitada su semana fantástica con muchos kilómetros recorridos y pleno de victorias.

Ahora, de vuelta ya a casa, los de Laso descansarán tanto como les dejen antes de empezar a preparar los compromisos de la próxima semana, que, por suerte, no les llevará a salir de Madrid.

Fuente imágenes: ACB Photo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s