Real Madrid 88-93 CSKA Moscow, una exhibición de triples para asaltar el liderato

El Real Madrid no pudo superar a un CSKA Moscow que demostró en el Palacio por qué es uno de los mejores equipos de la Euroliga, firmando un gran porcentaje en el lanzamiento exterior (57.7% por el 36.4% del Real Madrid). Los 23 puntos de Facundo Campazzo, máximo anotador de los blancos, fueron insuficientes ante la exhibición Higgins (24 puntos) y Clyburn (18 puntos).

El partido empezaba con problemas para los locales, sufriendo un parcial en contra de 0-7 por parte del CSKA, mientras que el incomprensible criterio arbitral, apenas permitiendo los contactos, provocaba que Taylor se fuera al banquillo en apenas 2 minutos con dos faltas personales. Tras algo más de 3 minutos llegaría el primer punto de los blancos tras anotar Tavares desde la línea de personal, pero el acierto exterior de De Colo, con dos triples consecutivos, lanzaba al CSKA en el marcador (3-15 min. 5). Tras un tiempo muerto solicitado por Laso, el Real Madrid reaccionaba tímidamente, subiendo el marcador hasta 10-20 en dos minutos, una desventaja que se reduciría en las jugadas posteriores hasta un más ajustado 20-24, con una triple desde más allá del centro de la pista de Campazzo.

Con un parcial de 10-0 el Real Madrid se adelantaba en el marcador durante los primeros 4 minutos del segundo cuarto, con una gran labor del capitán Felipe Reyes imponiendo su ley en la zona, parando Itoudis el encuentro con el marcador fijado en 30-24. El tiempo muerto del entrenador griego no tendría el efecto deseado, con los jugadores del equipo ruso siendo incapaces de encontrar el camino hacia el aro rival, hasta que Hunter acababa con la sequía tras seis minutos (32-26 min. 17), y dando comienzo a un parcial de 8-0 que colocaba de nuevo las tablas en el electrónico. Con un Rudy sensacional secundado por Campazzo, los blancos recuperarían el mando del partido y ambos equipos se marcharían a vestuarios con el marcador fijado en 41-38.

El tercer cuarto tuvo dos partes claramente diferenciadas. Durante los primeros cinco minutos, vivimos una situación de máxima igualdad, con Gabriel Deck siendo el referente ofensivo de los locales, mientras que la anotación estaba más repartida en el bando visitante (49-49 min. 24). Sin embargo, un parcial de 11-2 por parte del CSKA daba a los rusos una ventaja de 5 puntos, provocando un nuevo tiempo muerto de Pablo Laso. La efectividad exterior del CSKA, con Higgins como líder en este cuarto, lastraba al Real Madrid, incapaz de acercarse en el marcador hasta los minutos finales, aprovechando el momento de forma de Rudy Fernández para dejar el marcador en 61-67 al final de este tercer asalto.

El último cuarto estaría marcado por el afán de protagonismo del trío arbitral, bajando nuevamente el listón para hacer sonar el silbato y perjudicando al equipo de Laso. En lo que a anotación se refiere, el CSKA no bajaría el ritmo, apoyándose en la producción de Higgins y Hynes para mantener su ventaja en el marcador. Los errores en ataque se sucedían para el Real Madrid, sin capacidad para lograr una remontada que se antojaba imposible con el paso de los minutos, y con dos 3+1 consecutivos de Campazzo llegábamos al final de este partido, con el CSKA colocándose como nuevo líder de la competición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s