CRÓNICA Baxi Manresa 78 – 83 Real Madrid: Un ambiente caldeado

El Real Madrid se lleva una victoria de un Nou Congost caliente ante un Manresa que, por circunstancias ajenas a ellos mismos, se quedan a las puertas de la Copa, pese a terminar en octava posición la primera vuelta. Causeur y Thompkins, con 17 y 16 puntos respectivamente, fueron los líderes del conjunto blanco.

Yusta, presente en el quinteto inicial por octava vez esta temporada, fue el encargado de inaugurar un partido en que Manresa se jugaba uno de los dos últimos billetes para la Copa del Rey, y en el que la afición local estaba completamente entregada a la causa desde el primer segundo. El ambiente jugaba en contra del Real Madrid, pero los de Laso no se dejaron achantar, y de la mano de un gran Fabien Causeur (8 puntos), empezaron el encuentro mucho, muchísimo mejor que en Podgorica el pasado viernes (cosa que tampoco era demasiado difícil). Los triples empezaron a entrar para los blancos, pero también para los manresanos, que se encomendaban al acierto de Ryan Toolson, Dragovic y Tomàs para mantenerse en el partido. Con 11 pérdidas entre ambos equipos, el primer cuarto llegaba a su fin con tablas en el marcador (22-22, minuto 10).

Una falta antideportiva de Zubcic sobre Gustavo Ayón marcaba el inicio del segundo cuarto, acto que le acabaría costando a Manresa cuatro puntos consecutivos del mexicano. Sin embargo, los locales, lejos de hundirse, se apoyaron en una afición enfervecida para darle la vuelta al partido, con Lundberg, Muñoz y Lalanne recuperando la ventaja para su equipo, lo que provocó el tiempo muerto de Laso. Klemen Prepelic anotó un triplazo nada más reanudarse el juego, acto al que se sumaría Taylor en la siguiente jugada, empatando el encuentro una vez más. Zubcic, Toolson y Lundberg devolverían el gesto desde el 6’75 poco después, dando la máxima ventaja a Manresa, mientras los madridistas seguían noqueados y perdiendo balones a tutiplén (11). Con  tiros libres de Campazzo y Tomàs, y un mate a una mano de Tavares a pase de Facu, nos marchábamos al descanso con los catalanes mandando en el electrónico (44-40, minuto 20).

Tras el paso por vestuarios, el Real Madrid se pondría por delante durante unos segundos, lo que tardaron Pere Tomàs y Corey Fisher en recuperar el mando del encuentro, aunque la ventaja era mínima. Trey Thompkins empataría desde el tiro libre, y Causeur anotaría un triple, tras el cual el pobre Toolson se llevó un buen tapón de Tavares. Dos triples más tarde (Causeur y Thompkins), y tras 20 puntos anotados por el Real Madrid en 7 minutos, Joan Peñarroya solicitaba tiempo muerto. Tras la reanudación, todos los focos se centraron en Trey Thompkins, que destacó especialmente en el tercer cuarto con varios triples (13 puntos en este período) y un tapón monumental. Junto a Fabien Causeur, formaron una dupla letal en ataque, llevando a su equipo al último cuarto por delante (59-63, minuto 30).

El último cuarto no pudo empezar más caliente. Un tapón de Campazzo y una técnica a Joan Peñarroya por protestar una falta sobre Gabriel Deck, que disfrutaba de sus primeros minutos en pista, encendían el Nou Congost, que si ya estaba caldeado, tras estas dos acciones entró en erupción. Dos triples consecutivos de Llull cayeron como un jarro de agua fría en Manresa, que enmudeció. Tras un tiempo muerto de los locales, metió otro triple, minando las esperanzas del que fue su equipo, que tuvieron que esperar bastante a que Toolson les diera sus primeros puntos en ese período (casi cuatro minutos). Los madridistas frenaban cualquier intento de contraataque. El plan de Laso era claro: no dejarles correr más. Funcionó, aunque los manresanos no se rindieron y con cuatro puntos consecutivos, volvieron a acercarse, por lo que los blancos tuvieron que solicitar tiempo muerto. A partir de ahí, el partido se convertiría en un intercambio de golpes. El estadio entero estaba en pie, animando a los suyos con tal fervor que parecía que cada canasta local era cuestión de vida y muerte. En cierto modo, lo era, pues se jugaban estar en la Copa. Un triple de un Causeur excelso (17 puntos) supuso el punto y final del sueño copero de los locales, para felicidad del Joventut de Badalona, que se aprovecha de la derrota de Manresa y estará en Madrid en el fin de semana más intenso y bonito del baloncesto español. Por su parte, los de Laso se llevan una victoria en el Nou Congost que les otorga ser cabeza de serie (78-83).

Y así, ponemos punto y final a una semana más de baloncesto. El Real Madrid pone ya rumbo a casa, donde deberá prepararse para recibir a Anadolu Efes el próximo día 24.

 Fuente imágenes: ACB Photo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s