CRÓNICA Real Madrid 89 – 79 Montakit Fuenlabrada: Las lasinas marcaron el camino

El Real Madrid suma una nueva victoria en ACB tras derrotar a un Montakit Fuenlabrada que no se dio por vencido en ningún momento. Sergio Llull fue el mejor de los suyos (21 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias, 24 de valoración), acompañado de un buen Jaycee Carroll (16 puntos).

Ni veinte segundos tardó el bueno de Trey Thompkins en inaugurar el marcador del partido, con un triple limpio. El Real Madrid empezaría con un 5-0 de parcial, que se encargó de romper Tomás Bellas. Durante los primeros minutos, el encuentro consistió en un intercambio de golpes, en los que se empataba una y otra vez, hasta que el Real Madrid se marchó a echar una siesta, perdiendo balones y defendiendo prácticamente nada, y Fuenlabrada se aprovechó, lo que provocó el primer tiempo muerto de Pablo Laso (una lasina memorable). Tras la reanudación del partido, se produjo la anécdota: Felipe Reyes entraba en pista, sumando un nuevo hito a su carrera, igualando a Chichi Creus como el jugador con más partidos disputados en competición nacional (778). Y esa fue la única nota positiva de lo que quedaba de cuarto, pues el Real Madrid seguía a por uvas y Fuenlabrada abrió una brecha más que considerable, para enfado de Laso (12-27, minuto 10).

Tras negarse Pablo Laso a dirigir la palabra a sus jugadores en la pausa entre el primer y segundo cuarto (una muestra del evidente enfado del técnico madridista), el Real Madrid empezó entonado el período, con tres triples (dos de Llull, uno de Carroll), una canasta de Ayón, y apretando en defensa por primera vez. Un parcial 11-0 demoledor que tuvo que parar Montakit Fuenlabrada pidiendo tiempo muerto. El primer punto de los visitantes llegaría poco después de la reanudación del encuentro, de la mano de Llorca desde el tiro libre, mientras Felipe Reyes hacía de las suyas bajo los aros con cuatro puntos consecutivos. Bellás, Llorca y O’Leary sumaban, pero el Real Madrid, con Carroll y Llull (11 y 13 puntos respectivamente) como principales estandartes ofensivos, seguía acercándose peligrosamente a su rival, hasta que logró marcharse al vestuario por delante en el marcador (43-40, minuto 20).

Un triple de un hasta el momento inédito Clark daba por inaugurado el tercer cuarto, para a continuación recibir un parcial 7-0 de los madridistas. Christian Eyenga se mostraría de lo más activo, con 5 puntos consecutivos, negándose a dejarse amedrentar, aunque poco después pediría el cambio tras un choque con Tavares (que intentó taponarle). Randolph disfrutaría de sus primeros minutos en pista, en los que no dudó en presentarse con un triple, que respondería Clark. Taylor fue otro de los que apareció por primera vez en el partido en el tercer cuarto, dejándose ver con algunas acciones tanto en ataque como en defensa. Fuenlabrada no se rendía, pese a que los madridistas empezaban a estar cómodos en pista. Muestra de ello fue el robo más mate de Randolph, que no dudó en adornar su jugada con un giro en el aire al ir a colgarse del aro, haciendo reír a sus compañeros (¡y hasta él mismo sonrió!). Tras otro mate de Randolph, Fuenlabrada tuvo que pedir tiempo muerto, pues Anthony y Taylor habían tomado el relevo como dupla letal y no había quien los parara. En los minutos finales del cuarto volvió a aparecer Carroll, que tras haber estado varios partidos sin jugar, tenía muchísimas ganas de soltar todos los puntos que había acumulado en esas manos prodigiosas que tiene. Con una buena ventaja para los locales, llegábamos al final del tercer período (68-59, minuto 30).

Pese a ir por debajo en el electrónico, los fuenlabreños no iban a rendirse sin luchar, y los dos triples con los que empezaron el último cuarto fueron una clara muestra de ello. El parcial que endosaron los acercó a los madridistas, que en los primeros minutos de este período sólo anotaban desde el tiro libre, para desesperación de todos, hasta que Laso no tuvo más remedio que pedir tiempo muerto. Sin embargo, de poco sirvió, pues Popovic puso por delante a los suyos desde el 6’75 a cinco minutos del final. Era un momento crítico para los blancos, que seguían apostados en el 4’60 y no había quien los sacara de allí. La primera canasta en juego de este cuarto llegaría en el minuto 36 y de la mano de Sergio Llull, que después robaría un balón para asistir a Campazzo y devolver la ventaja a los suyos. Causeur tomó la batuta ofensiva poco después con 5 puntos consecutivos para mantenerse por delante, y tras varios intercambios entre uno y otro equipo, el Real Madrid por fin pudo respirar tranquilo, sumando una nueva victoria para afianzarse en el segundo puesto (89-79, minuto 40).

Una semana más, el Real Madrid hace pleno de victorias en ambas competiciones y se toma un breve descanso antes de empezar a preparar los compromisos de la semana que está a punto de comenzar.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s