Shved desata la pesadilla rusa para el Real Madrid

El Khimki derrotó al Real Madrid por (102-94). El conjunto ruso, dirigido por un sensacional Shved, que superó los dobles dígitos tanto en puntos (21), como en asistencias (12). Por parte del cuadro de Pablo Laso, solo Jordan Mickey y Trey Thompkins plantaron cara a un Khimki que jugó el mejor partido de la temporada.

El partido comenzó con ambos equipos realizando acciones de mucho nivel y calibre. El conjunto ruso utilizó la buena dupla que forman Booker y Shved, mientras que el equipo visitante aprovechó el gran momento que está viviendo Trey Thompkins. A pesar del buen inicio merengue, rápidamente los rusos se colocaron por delante (11-9, min. 4).

El Real Madrid no logró reaccionar y vio como el cuadro local amplió su renta en el marcador en los últimos minutos del primer cuarto. Tras una gran canasta de Jerebko, Pablo Laso se vio obligado a detener el choque (17-11, min. 8). El rebote ofensivo dio vida al Madrid, que se acercó en el marcador con un triple de Taylor. Pese a los esfuerzos del conjunto blanco, un triple sobre la bocina daba la ventaja a los locales.

El segundo cuarto no tuvo un mejor inicio para los hombres de Laso, que movió el banquillo buscando un revulsivo ofensivo. La mejora no terminó de llegar y era el escolta francés el que se puso el mono de trabajo y rebajó la diferencia con dos buenas canastas (29-25, min. 12). Felipe Reyes entró y ya comenzó a gobernar el duelo, con un 2+1 al más puro estilo capitán.

Shved no paró de castigar a su rival desde la línea de tres, con un 3/3 en los primeros 15 minutos. Las pérdidas y el rebote atormentaban a Pablo Laso, que no encontraba la tecla para iniciar la remontada. El base ruso continuó con su exhibición y el Madrid no encontraba el arma para frenar el ataque local (52-42, min. 19). El Khimki se lucía y el Madrid se marchaba al tiempo de descanso con la sensación de tener que cambiar muchas cosas.

Tras el paso por vestuarios, ambos equipos intercambiaron canastas, algo que favoreció a los rusos, ya que mantenían la ventaja en el marcador. El conjunto blanco no bajaba la diferencia y el enfado de Pablo Laso iba en un gran aumento. Solo el acierto de Campazzo y la defensa de Tavares invitaba a soñar con una remontada (67-57, min. 26).

La defensa daba aire al Real Madrid, pero no logró meter los tiros importantes para meter presión a los rusos, que no fallaban sus oportunidades. Los fallos en ataque eran aprovechados por los rusos, que no tuvieron miramientos para seguir alargando la diferencia en el marcador (75-64, min. 29).

El último cuarto arrancó con un nuevo triple del cuadro ruso, que quiso finiquitar el partido lo antes posible. El Madrid tiró la toalla viendo que el Khimki trituró sus esperanzas desde más allá del arco. Pérdida tras pérdida, el conjunto español comprobó como el partido se quedaba en la capital rusa (90-69, min 33).

El cuadro de Pablo Laso siguió insistiendo e intentó no bajar los brazos, pero ya era demasiado tarde (93-74, min. 36). Cuatro puntos consecutivos de Mickey obligó al técnico lituano a frenar la pequeña reacción blanca ante los malos ataques de su equipo. El ’25’ fue el mejor del Madrid, pero no pudo evitar la segunda derrota consecutiva en tierras rusas.

Fuente imágenes: Getty Images

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s