El Madrid quiere la Copa: Campazzo y Tavares liquidan al Valencia

El conjunto blanco tenía un duelo muy complicado para acceder a la final de la Copa del Rey y lo ha solventado de una manera brillante (91-68). El base argentino y el pívot de Cabo Verde han sido vitales en la exhibición de su equipo, que desde el primer segundo dejó claro que quería y quiere esta competición.

Causeur celebra un triple. Foto: ACB

El partido comenzó con un auténtico huracán llamado Real Madrid. El cuadro blanco, guiado por Facundo Campazzo, arrancó con un parcial de 9-0 y dominando en todos los aspectos del juego. El conjunto ‘taronja’ no encontró respuesta y anotó sus primeros puntos a los cinco minutos (9-3, min. 5). El cuadro de Pablo Laso se quejó de varias jugadas en la que los árbitros no vieron nada punible a favor de los merengues.

La reacción del Valencia provocó los cambios en el Real Madrid, que optó por Causeur para mantener la intensidad en ambos lados de la cancha. El base argentino volvió a castigar las ayudas de la defensa valenciana a Deck, que encontró a su compatriota solo en la línea del 6’75 (18-11, min 9). Finalizaron los primeros diez minutos con el mismo resultado pero con un Madrid una marcha por encima de su rival.

El segundo acto continúo con la misma dinámica: la gran defensa de Tavares y una organización de ’10’ de Campazzo. El cuadro blanco era un vendaval y Ponsarnau era incapaz de encontrar una solución a una exhibición colectiva completa de su rival. Sin el acierto anterior, el Real Madrid se refugió en el rebote ofensivo (28-17, min 16).

El 5/20 en triples era la peor marca del equipo blanco en el partido, algo que Pablo Laso se vio obligado a parar ante la falta de ideas en ataque y el 0-7 de parcial del Valencia Basket. Tras un nuevo parcial, el Real Madrid llegó al descanso dejando a su rival en tan solo 20 puntos (34-20, min. 20).

Randolph y Rudy se felicitan. Foto: ACB

Campazzo destrozó la semifinal

Tras el paso por vestuarios el Real Madrid anotó 16 puntos en tan solo tres minutos para colocar la máxima en el marcador (50-31, min. 24). El base argentino continúo su exhibición individual y destrozó a un Valencia que pese a estar mejor en ataque, se descosió en defensa. Tavares y Campazzo no frenaron su nivel y eran una auténtica tortura para un Valencia que estaba totalmente superado por la situación.

El nivel defensivo era imposible de igualar por parte del cuadro ‘taronja’, que no tuvo el placer de anotar una canasta sencilla en todo el tercer cuarto (62-37, min. 28). El impacto de Tavares en defensa era desesperante para un Valencia que no conseguía bajar la diferencia en el marcador tras 10 minutos maravillosos del conjunto merengue con Randolph como máximo anotador del encuentro (16 puntos).

Una final merecida

El último cuarto arrancó con más ganas de ver a Campazzo batir el récord de robos en un partido de Copa del Rey (9) y a Tavares seguir ascendiendo en la tabla de máximos taponadores (23 para él). El técnico vasco comenzó a reservar a sus jugadores para la final del domingo, ya que el Valencia no podía acercarse en el marcador a falta de poco menos de 6 minutos para el final (80-53).

Los minutos finales se basaron en un intercambio de canastas, que pese al resultado, no gustó a Pablo Laso, que siguió pidiendo el 100% de sus jugadores en cada acción. Con esta exhibición se presentará el Real Madrid este domingo para disputar la final (18:30) ante el vencedor del duelo entre Andorra y Unicaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s