El Real Madrid se cita con el Barcelona en la final de la Supercopa Endesa

El conjunto blanco fue muy superior a Iberostar Tenerife (79-92) con varios jugadores destacados: Tavares, Rudy Fernández, Campazzo, Abalde, Alocén… Este domingo se miden al conjunto culé en la gran final revalidando el enfrentamiento de la temporada pasada.

Real Madrid en la Supercopa Endesa. Foto: ACB Media

El partido comenzó con un ambos equipos tanteándose, pero rápidamente el Iberostar Tenerife encontró un gran pozo en lo que a pérdidas se refiere. La gran intensidad defensiva del Madrid, con Abalde, Garuba y Deck a la cabeza consiguieron sacar de sus casillas a Vidorreta, que recibió 8 puntos tras pérdida en los primeros cinco minutos.

La conexión argentina (Campazzo-Deck) consiguió atravesar todas las barreras defensivas rivales para colocar la primera gran diferencia del choque (6-15). Muy fuertes en defensa pero algo desacertados en ataque, hasta que en los últimos momentos comenzaron a entrar los triples para llegar al final del primer cuarto con ventaja (18-23).

En el segundo acto Jeff Taylor se cargó muy rápido de faltas en su defensa ante Marcelino Huertas y tuvo que reajustar un quinteto con Alocén y Lllull juntos en pista. En ese exacto momento apareció Rudy Fernández en pista para decir aquí estoy yo y anotar 9 puntos con dos triples lejanísimos (25-34).

Deck continuó siendo el mejor jugador del choque con sus penetraciones que provocaron las faltas de sus defensores. La diferencia parecía estabilizarse en la barrera de los diez puntos hasta que llegó la reacción local gracias a dos triples de manera consecutiva por parte de Fitipaldo. Tras un breve intercambio de canastas, el Madrid se marchó al descanso con una diferencia de 6 puntos (42-48).

El Real Madrid rompió el choque

Tras el paso por vestuarios, Alberto Abalde demostró que no necesita muchos partidos para adaptarse a su nueva camiseta y logró 5 puntos, que acompañados con un gran triple de Campazzo otorgaban la máxima diferencia del equipo blanco (44-56). El Tenerife solo encontraba soluciones en las manos de Huertas, muy solo en el ataque.

La sombra de Tavares seguía haciendo mucho daño en ambos lados de la cancha, gran culpable junto a Campazzo de romper el choque en el cuarto preferido del Real Madrid para dejar sin respuesta a sus rivales. Finalmente, el equipo canario se repuso y logró cerrar el cuarto solo 11 puntos debajo en el marcador (59-70).

En el último cuarto el Real Madrid se encargó rápidamente de finiquitar el encuentro con grandes minutos en ataque de Rudy Fernández, que dio el susto al llevarse la mano a la rodilla en un duro choque con Doornekamp. Pese a los intentos desesperados del conjunto local, el Madrid se sintió muy cómodo en todo momento de este último cuarto (64-80).

Los últimos minutos estuvieron muy bien controlados por parte del Real Madrid y ambos equipos bajaron notablemente la intensidad. Con esta gran victoria, el Real Madrid se medirá este domingo al Barcelona en la gran final de la Supercopa (18:30).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s